Just another WordPress.com site

Dreito a l’educazión

 

Toz os ninos y ninas tienen dreito a l’educazión. 

Belgunos, meten a bida en periglo por ir ta escuela.

Semos iguals?

No sé, no sé…

 

Pero sí que sé que, n’a escuela, s’aprenden muitas cosas. Cosas prou de importantes, como l’amistanza.

M’en recuerdo d’una falordieta que un mayestro nos contaba sobre un zorz y un alifante.

L’alifante yera muito solitario y una tardi s’alcontró un zorz en o suyo camín.

Dende primer inte, fizón buenas migas. 

L’alifante en teneba prou claro ixo d’amistanza. Pero lo zorz, teneba a mosca dezaga d’a orella. Cómo podeban ser amigos dos bichos tan poco paizidos?  – Semos iguals, l’en deziba l’alifante a lo zorz.

– No en bes que semos iguals? Amanezemos, miramos de minchar, nos itamos buenas siestas por as mosqueras, nos fan goyo as radizes tiernas, …

L’alifante y lo zorz marchón chuntez por a sabana, muitas lunas. Y muitas nueis demanón ripas de deseyos, cuan as estrelas s’espeñaban por aquer zielo amplo d’Africa.

Pretó la calor y a sequera de l’estibo, la puenda en que l’augua falta por aquers paísos, y ya sólo que un charco de buro en quedaba.

 Asinas que plegó l’ora en que teneban que desepararsen, por que l’alifante prezisaba muita, muita d’augua.

Yeran prou de tristos, por que ya s’en eban alcostumbrau l’uno a l’atro.

En l’inte de dezirsen adiós, l’alifante s’en miró de bislai a lo zorz y paró n’a cuenta de que o suyo amigo iba a pretar a plorar.

S’acachó todo lo que pudo y l’en dizió – as tuyas glarimetas…tienen gusto a sal?

Lo zorz sintió aquera sabor; a sabor a sal d’as glarimas.   

Y asinas fué como lo zorz replecó aqueras parolas que o suyo amigo l’alifante no eba parau de dezirlene, día par d’atro, “semos iguals”.

 

 

                                                                                             Sagardiana

 

 

 

7 comentarios

  1. Porque lo he visto si no, no me creería el peligro que corren estos niños para ir al colegio.
    El texto mas o menos lo he entendio. Pero tengo una duda, cuenta que un zorro y un elefante se hacen amigos? Es así?
    Un beso guapa.

    enero 13, 2010 en 11:15 am

  2. Toz diferens y toz iguals. Ixo ye o más polido.
    (Ixo de a medrana d’os elefantes por os zorzes me remera a la politica antiterrorista d’os americanos)
    Buena nuei, Sagar

    enero 13, 2010 en 8:39 pm

  3. Encarni, ¿que tal andamos? oye, que te cuento; un “zorz”, en Lengua aragonesa es un ratón de campo, de esos grises pequeños que andan sueltos por el monte y por las casas de labranza. Tambien le dicen “ratilla”.
    Al zorro le decimos “rabosa/o” u “raposo/a”.
    Si, la historia cuenta de la amistad de un elefante y un ratón.
    Ay, me alegro de verte por aquí.
    Un beso.

    enero 13, 2010 en 9:24 pm

  4. Ara, pués encara n’hay unatra falordia que agora m’en biene ent’o tozuelo.
    Un zorz libra a un líón d’un retel que os cazataires eban amagaú dezaga d’una ripa fuellas.
    Y sapes de que traza? …pués espiaza a rete con os diens. Ixos diens chicorrons que solo que os zorzés en tienen.
    En abrá a zentenas d’istorias de zorzés en a tradizión oral, y escrrita d’o mundo entero. Ye un bicho qu’en tiene muita de simbolochía.
    Unas begadas os bichos grans y chicorróns son amigos. Unatras enemigos…
    Lo millor de toz, cómo diz tu, ye que semos “toz diferens y toz iguals”
    Buena nuei tiengas, amigo.

    enero 13, 2010 en 9:51 pm

  5. Es algo disparatado que para ir al colegio los niños tengan que recorrer varios quilómetros a pie o en autocar, pero esto de tener que pasar por una tirolina algo inaceptable.

    enero 14, 2010 en 2:49 pm

  6. Jaume, ¿que tal andas?Me alegro de verte por aquí.
    Estoy completamente de acuerdo contigo; uno de los males de la escuela rural es el transporte escolar. Y sin él, pués quizá habría escuelas donde ya han desaparecido, por falta de ratio.
    Cómo siempre, la mayoría manda…y las minorias, sobreviven.
    Tratarán de convencerte de que para hacer posible el derecho a la educación, el transporte escolar es la solución menos mala posible.
    El que no se consuela, es porque no quiere.
    Mientras tanto, los niños del vídeo seguiran usando la tirolina. Y los niños de los pueblos poco habitados de por aquí…cogerán el autobús o el taxi, para recorrer por carreteras secundarias y locales…la distancia que les separa de la escuela.
    En fin, iguales en derechos? sí
    Diferentes en las posibilidades, modo y manera de ejercitarlos, tambien…¡Qué remedio!
    Bona nit, y fins prompte, Jaume.

    enero 14, 2010 en 8:00 pm

  7. Ese es quizá el problema, el derecho a ejercer los derechos no siempre está reconocido. Yo siempre digo que el Estado nos reconoce nuestros derechos siempre que no pretendamos ejercitarlos.
    Es bueno conocer estos reportajes que denuncian auténticos disparates.
    Se que en las zonas rurales la baja densidad de la población hace que sea imposible mantener una escuela en un solo municipio y que ello obliga a desplazar cada día a los niños por carreteras no siempre en buen estado.
    Estoy bien, gracias, veo que tu también.

    enero 18, 2010 en 12:05 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s